miércoles, 14 de abril de 2010

Ahorrar dinero - Será que puedo hacerlo?

La respuesta es SI se puede. En muchas ocasiones, cada vez que recibía el pago de mi trabajo, empezaba a hacer cuentas: “Esto para la renta, esto para el mercado, esto para el colegio del niño….. Ahhhh, me falta tanto para el arreglo del carro o para los servicios públicos. Etc. Me toca hacer un préstamo o pagar con la tarjeta de crédito o dejarlo para el otro mes”. Esta historia se repetía más de una vez.

Es sabido por todos que la situación financiera mundial no pasa por su mejor momento. El desempleo, los precios de los productos básicos cada vez más costosos, ni se diga de la gasolina, que encarece todo en su entorno (el transporte, los alimentos, etc.). Es por ello que si no controlamos nuestra economía personal, vamos a tener serias dificultades financieras (Si no es que ya las tenemos, podrían pensar algunos).

Me puse entonces a pensar: “Esto no puede seguir así”. Empecé a investigar sobre qué podía hacer para salir de ese abismo en el que me estaba cayendo poco a poco. Encontré varias formas de hacerlo, pero analizando bien las opciones me di cuenta de que no todo lo podía hacer al mismo tiempo. Bueno, entonces qué hago? Como empiezo?

Por lo que había leído e investigado, decidí que lo mejor era empezar a elaborar una tabla de INGRESOS vs EGRESOS. (Yo pensé que era una tarea demasiado sencilla; NO lo es). Resulta que lo primero que uno observa es la colilla de pago o el dinero que entra mensualmente bien sea por honorarios, comisiones, etc, como trabajador independiente, en fin, eso es lo primero: Cuánto me gano? Hasta ahí nada complicado.

Ahora viene la mejor parte: Cuánto me gasto? Es ahí donde uno cree que tiene todo controlado. Por favor, haz un cuadro con todos tus gastos, NO omitas ninguno. (No te olvides del cafecito, el licor de fin de semana, el restaurante, los impuestos, etc.) La verdad es que al principio no es sencillo, pues no siempre recordamos todo lo que gastamos, porque creemos que es insignificante o porque simplemente no lo queremos sumar (Cada quien tendrá sus razones).

Bien. Ese es un punto de partida supremamente importante: hacer un balance de lo que ganas contra lo que gastas. Si lo que ganas es mayor a lo que gastas, ALELUYA, estas en el paraíso financiero. Ahora, utiliza lo que te sobra, o parte de ello, en inversiones que te produzcan más dinero. Si lo haces bien, te aseguro que en un tiempo no tendrás que trabajar más. Tu dinero lo hará por ti.

Si por el contrario, lo que gastas es mayor de lo que ganas, entonces debes empezar a estudiar la forma de salir de ese abismo financiero.

Empecemos entonces.

Ya hiciste tu balance? Recuerda que ese es el punto de partida. Hacerlo determina hacia donde debes balancear tu situación.

Partimos de la base que tus egresos superan tus ingresos, por lo tanto, lo que tenemos que hacer es analizar bien la situación y plantear la forma de trabajar de aquí en adelante.

Cuando uno quiere conseguir algo, generalmente (y debería ser siempre), nos fijamos en la mente eso que queremos conseguir. Es nuestro OBJETIVO, llámese conseguir un trabajo, ganar un partido, cerrar una venta, comprar un auto, etc. Eso es precisamente el primer paso que debemos dar. Fijarnos como objetivo cambiar la balanza, lograr que lo que ganemos sea mayor a lo que gastemos.

Póngase una meta.

Teniendo claro la situación actual de la balanza, se debe fijar una meta clara, ejemplo: En 1 año, mi balanza estará a favor de lo que gano. La meta final (aunque no será la única, verdad?, como ven tiene aspectos a tener en cuenta, como son:

1. Debe ser alcanzable
2. Debe ser medible
3. Debe tener límite de tiempo

Adicional, debo formular objetivos específicos que me permitan, en conjunto, alcanzar la meta final. Ejemplo: Voy a ahorrar en energía tanto ($$$$$) dinero en 4 meses. Otro: Voy a cancelar una de mis tarjetas de crédito en un plazo de 6 meses. Voy a ahorrar en las salidas a cenar o en la cantidad de veces que salgo con mis amigos a celebrar. Voy a disminuir los refrigerios por fuera de la oficina o los voy a llevar de mi casa. Plazo: Inmediato. Como estos ejemplos, son varios los que puedes aplicar.

Sea claro en sus metas y objetivos. Póngalos por escrito de la manera más detallada posible, con cifras, plazos, pasos a seguir, plan de acción, etc. Puede ser de utilidad estudiar un poco sobre los ahorros que se pueden alcanzar en diferentes aspectos de nuestra vida, esto le permitirá plantear objetivos y plan de acción un poco más detallados a la hora plasmarlos por escrito. Un ejemplo de ello pueden ser los tips o sugerencias para ahorro en el hogar: Cambiar los bombillos viejos por los ahorradores, cambiar las viejas griferías de agua por las ahorradoras, colocar una botella llena de agua y tapada dentro del tanque del sanitario para ahorrar agua. Reparar las fugas de agua. Planchar la ropa una sola vez por semana, etc.

Sugerencia: Involucre a su familia o a quienes viven con usted en su planes de ahorro. Converse con ellos y explíqueles su deseo. Cuando contamos con ellos y nos apoyan, los resultados pueden ser increíbles.

Elabore un plan de acción.

Después de plantear sus objetivos, estudie sobre los diferentes métodos para ahorrar en varios aspectos. Investigue. Internet es una fuente increíble de datos útiles para ahorrar dinero. Estudie sobre economía en el hogar, sobre el manejo y las cifras de las transacciones bancarias (no se alcanzan a imaginar la cantidad de dinero que nos quitan los bancos), sobre los intereses de los créditos, sobre el funcionamiento del vehículo para ahorrar gasolina, en llantas, etc. Sobre el pago anticipado de impuestos y el descuento que aplica. Sobre la forma de pagar deudas bancarias y tarjetas de crédito, sobre transacciones bancarias por internet (Cada vez que usted va al banco se gasta un dinero en gasolina o transporte, en un cafecito, en tiempo útil para hacer otras cosas, etc.). Aproveche algunas promociones de artículos que compra regularmente para su hogar (Ojo, estúdielas bien, que no sea publicidad engañosa).

Escríbalo todo. Si usted no escribe su plan de acción, téngalo por seguro que algún aspecto importante se olvida. Sea organizado. Guarde bien la información para fácil consulta.

Fije criterios de Evaluación.

Fije los criterios de evaluación claros. Analice como va a evaluar si se ha alcanzado el ahorro esperado. Ejemplo: Como voy a medir si en energía alcanzo un ahorro del 20% mensual como fue uno de mis objetivos? Escriba la forma sobre cómo va a evaluar.

Hágalo.

Cuando haya elaborado su plan de acción, y fijado los criterios de evaluación, llévelo a cabo su plan. Empiece a actuar. Si todo queda en el papel, ahí se quedará. Tome acción. Empiece por cambiar los bombillos si eso fue uno de sus objetivos y plan de acción. Empiece ahora.

Evalúe.

Si ya lleva un tiempo considerable en su desarrollo del plan de acción, ponga en práctica la lista de los criterios de evaluación que se propuso analizar. Si su plan de acción y su tiempo o período de evaluación va a hacer mensual, trimestral, semestral, etc., aplíquelo. Evalúe como va. Va bien? En que puedo mejorar? Si puedo alcanzar mi objetivo específico?
Si todo marcha bien, lo felicito. Excelente trabajo. Si por el contrario, no se están alcanzando los objetivos, revise que pasa, ha olvidado algo? Se le presentó algún problema de último minuto? Como debo hacer para mejorar el plan de acción de ese objetivo? Debo investigar más? Busque alternativas y aplíquelas.

Concluya y empiece con la siguiente meta.

Ya termino? En un período de tiempo que se trazó alcanzo a gastar menos como para cambiar el estado de la balanza? Si no es así, revise. Fallé en algo? Que mas puedo hacer? No se dé por vencido. Ya casi lo logra.

Si fue así, entonces a trabajar de nuevo. No se puede parar. Si ya la balanza se inclinó hacia lo que gana, entonces debe empezar a investigar cómo invertir parte de ese dinero para convertirlo en INGRESOS RESIDUALES. Serán éstos los que lleven a su libertad financiera.

Póngase otra meta. Al fin y al cabo ya se dio cuenta de que sí se pueden alcanzar, verdad?

Espero haber podido contribuir en algo a tus finanzas personales. Si deseas contactarme y conocer sobre INGRESOS RESIDUALES, ACTITUD POSITIVA o FINANZAS PERSONALES, puedes escribirme al correo felipearteaga50@gmail.com.

Que tengas un maravilloso día.

Felipe Arteaga.

No hay comentarios:

Publicar un comentario