lunes, 31 de mayo de 2010

El ahorro......Que debo saber sobre él?

El ahorro es la diferencia entre el ingreso disponible y el consumo efectuado por una persona, una empresa, etc.

Cuando hay ahorro, los ingresos disponibles son mayores a los gastos y se presenta un superávit de dinero. Si los gastos fueran mayores a los ingresos, se presentaría un déficit.

Para una persona, una familia, una empresa o hasta para una nación, el ahorro es igualmente importante, ya que si todos ahorran no será necesario que las personas, las empresas o el Estado pidan recursos en el exterior. Esto, en general, facilita e incentiva la actividad económica y el crecimiento en un país.

Desde tiempos remotos ya se tenía el concepto de ahorro, se practicaba en los pueblos de la antigüedad, cuando civilizaciones como Egipto, China, Inca, etc. acostumbraban guardar el fruto de sus cosechas.

Posteriormente en el medioevo se organizó mejor el sistema de ahorro, tanto así que en 1462 se formó la primera Organización del Ahorro para proteger a sus integrantes de la usura, fue creada por monjes franciscanos y se le llamó "Monte de Piedad". Es por esta misma época que se organizaron los "Bancos" y se crearon los primeros cheques de viajero.

¿Quién es un ahorrador?

Es la persona que reserva parte de sus ingresos para formar poco a poco su patrimonio individual o familiar. Ello le brindará seguridad en el futuro y le permitirá solventar los gastos para adquirir bienes y servicios.

¿Qué es el ahorro?

Es la porción de tu ingreso que no lo gastas y lo guardas para gastarlo o invertirlo posteriormente. El ahorro implica la postergación del consumo.

¿Para qué sirve?


Para enfrentar imprevistos.
Para lograr tus metas (casa propia, universidad, vacaciones, etc.)
Para capitalizarte.
Para invertir y generar riqueza.
Para ser libre financieramente.
Para comprar todo más barato.
Para vivir más tranquilo.

¿Cómo debo planear mi ahorro?


Debes proyectarte con metas concretas, realistas y medibles.

Concretas: debes tener un objetivo específico: un carro, una casa, vacaciones, la universidad, etc.

Realistas: es importante ser honesto consigo mismo y establecer metas racionales más no insensatas, por ejemplo, si ganas $2000 al mes puedes proyectarte para ahorrar en seis meses $1000, pero no $50000.

Medibles: cada cierto tiempo deberás comprobar el resultado de tu esfuerzo, si no lo mides sencillamente será muy difícil que lo consigas.

Para ahorrar, ¿qué me ayuda?

• Respirar y pensar antes de gastar.
• Ser perseverante en las actividades que te llevan a la meta.
• Ser organizado: tener facturas, revisar estados de cuenta de tarjetas
• de crédito, de cuentas corrientes, etc.
• Buscar opciones para bajar costos (haciendo una buena relación
• precio-calidad de las cosas).
• Someterte a tu presupuesto.
• Visualizarte con tu meta cumplida.

Y..., ¿qué no me ayuda?.

• Comprar por impulso.
• Ser inconstante.
• Ser desorganizado.
• Comprar lo que primero te ofrecen.
• No someterte al presupuesto que tú mismo creaste.
• Encogerte de hombros y decir "otra vez será, igual se vive sólo una vez..."

¿Dónde ahorrar?

En organizaciones establecidas y formales amparadas bajo las leyes del país en el que te encuentres y sometidas a las autoridades del caso.

No tengas tus ahorros en casa en efectivo y no inviertas con personas que te ofrecen rendimientos superiores a lo que el mercado paga, por lo general son estafadores.

Sugerencias para ahorrar:

• Ten cuidado de los gastos escondidos, éstos a fin de mes pueden sumar cientos o miles.
• Los caprichitos siempre salen caros.
• Revisa tu presupuesto de efectivo de manera permanente.
• Si llegares a tener más gastos ajusta tu presupuesto posponiendo otros egresos.
• Sométete a tu presupuesto.
• Sé perseverante.
• Gasta menos de lo que ganas.
• Involucra a tu familia o a seres queridos con quien vivas en tu plan de ahorro.
• Consume menos energía eléctrica.
• Usa el transporte público para ir a tu trabajo en vez de tu vehículo.
• Reemplaza tus artefactos domésticos cuando se hayan dañado definitivamente, o cuando sean obsoletos, mas no por modas.
• Trata de vivir bien pero modestamente.
• Enseña a tus hijos la virtud del ahorro y para qué sirve.
• Enseña a tus hijos el valor del dinero.

Que tengas un feliz día.

Felipe Arteaga

No hay comentarios:

Publicar un comentario