sábado, 22 de mayo de 2010

Mi esposa, el dinero y yo: Cómo manejar esa relación?

A veces no es fácil, lo admito. No todos los miembros de una familia tienen la misma relación o conocimiento sobre el manejo del dinero. Existen casos incluso en que uno de los dos puede ser un buen administrador del dinero y el otro un excelente gastador del dinero. Ese balance debería ser positivo para no entrar en un problema que puede crear incluso, la separación de la pareja.

Entre ambos debe existir una comunicación clara sobre el dinero y el manejo del mismo en el hogar. Yo sé que no en la mayoría de hogares se comparten los gastos, también conozco de casos en los que uno de los dos esconde sus egresos o deudas para que su pareja no se entere, y eso, en ocasiones genera un problema mucho mayor. Si en realidad necesitan salir adelante JUNTOS, NO ESCONDAN NADA.

Si en el hogar los ingresos no alcanzan para cubrir las necesidades, se deben establecer unos presupuestos que permitan cortar gastos que NO sean de alta necesidad, para ello se deben poner de acuerdo entre ambos para ajustarse lo máximo posible a las necesidades REALES.

En ese presupuesto NO dejar por fuera ningún egreso y por favor, NUEVAMENTE, NO escondan bajo ninguna circunstancia el pago de tarjetas de crédito, deudas personales, etc.

Por ningún motivo, ojo, repito, POR NINGUN MOTIVO, intente dialogar con su pareja en un estado de tensión o en forma de queja o reclamo, con esto NO se llegará a obtener acuerdos.

Comparta con su pareja toda la documentación financiera, DIOS no lo quiera, algo podría pasarle a usted y su pareja debe ser quien maneje las riendas económicas del hogar. Si tiene seguros, bonos, acciones, etc., hágaselo saber. Infórmele sobre sus cuentas para que ella en determinado caso (si usted llegara a faltar) pueda hacerse cargo del hogar. Si usted no es de los que prefiere esta opción, por lo menos deposite esta información en alguien de mucha confianza para asegurarse de que no le va a faltar algo a su pareja o a sus hijos.

Si definitivamente es muy difícil llegar a acuerdos de tipo financiero con su pareja, asegúrese de dar ejemplo en la racionalización de los gastos, especialmente a sus hijos, y enséñeles con paciencia, los beneficios de manejar adecuadamente el dinero y las consecuencias de no hacerlo.

Recordemos también que el “Nosotros” depende de ambos, y si la economía de cada uno es fuerte, la sociedad será fuerte. Si uno de ellos tambalea financieramente, es bueno que se deje aconsejar, bien sea de su pareja o de un experto en la materia. Aunque el matrimonio es una sociedad, las finanzas del hogar parten, en muchas ocasiones, de una economía individual, y entre mas fuerte esté cada una, repito, mejores bases habrá en la del hogar.

Que tengan un feliz día.

No hay comentarios:

Publicar un comentario