martes, 29 de junio de 2010

El mundo migra hacia un despertar de la conciencia y la prosperidad.


Autora: 

Margot Guiovana Fuentes Barbosa
 “El dinero es  bueno y limpio y yo sé que ganar dinero es bueno para mi vida”, esta es una de los declaraciones, que ayudan a los seres humanos a limpiar  desde adentro, esa concepto del no merecimiento, y abrir las puertas de la abundancia y la prosperidad para cada uno de los habitantes del  planeta.
Por estos días, en que cada vez, siento que he comenzado a despertar hacia esa conciencia de que merezco, toda la abundancia y riqueza que me sea enviada o llegue a mi vida, a través de diferentes formas, también he descubierto que uno de los principios para recibir es dar y hacerlo  aprendiendo a desapegarnos de nuestro ego,  la envidia, el no juicio, la crítica,  me he encontrado con otras personas que están conectadas con esta nueva vibración.
Por lo que me he sentido privilegiada  al permitirme  desde mi proceso de certificación como ‘Coach ’ poder  servirle a otros seres humanos, pues en realidad, confieso que me he sentido, abundante, al verlos progresar y darme cuenta que con el simple hecho de escucharlos con amor y sin juzgarlos, resaltando su grandeza, ellos han comenzado  a moverse hacia otro plano en sus vidas.
Pero para dar, y ayudar a otros debemos comenzar por nosotros mismos.  Por eso he optado con todas las imperfecciones humanas, propias de mí  ser,  de no juzgar, y ser  más  congruente, con ese nuevo estilo de vida, como así lo denomino. Tarea nada fácil (pues soy humana, al igual que el resto de los mortales)  pero realizable, si lo veo como un reto diario.
En esa medida, valoro y agradezco a Dios, todas las personas que están en mi vida y a las nuevas que llegan.  Aclaró no estoy diciendo que soy perfecta, solo que me estoy dando la oportunidad de mirar y actuar aprendiendo de cada experiencia que sucede en mi vida.  
Por eso, quiero compartir con ustedes, algunas de las reflexiones de los especialistas que  avanzan hacia la era del despertar de la ‘conciencia’.  Esta semana  precisamente tuve la oportunidad de asistir a dos conferencias que siguieron haciendo ‘click’ en mi proceso de transformación.
Primero en la mañana, con un Coach español, Alejandro Cuellar, invitado por la Cámara de Comercio Colombo Británica.  Una de las reflexiones que interioricé, es que el líder es aquel que permite que los demás realicen sus sueños. 
El coach español, decía que en el mundo hay una crisis de líderes, pues se tiene la creencia que el líder es aquel que debe hacer algo, en vez de migrar hacia propender por destacar en cada individuo sus talentos e ir descubriendo sus emociones.
Según Cuellar, las personas tienen emociones y si no las alineamos con las de las empresas no habrá un nuevo liderazgo. “El líder tiene que desarrollar el potencial del personal y su manera de moverse en el mundo actual es totalmente distinta”.  
En las compañías por lo general siempre hay entre nueve o 10 tipos de personalidades, todos los humanos tenemos una, personalidad que es la básica y otra cosa es la creativa,  que en cada persona es distinta, explica.
Por lo general, la mayoría de los seres humanos, siempre estamos prestándole atención a las debilidades de los demás, en vez de mirar el potencial y el talento de cada individuo.
Por lo que señala el coach español, el secreto, por así decirlo, está en coger esas debilidades y convertirlas en un reto.  En este sentido,  aclara, que no es lo mismo el departamento de recursos humanos, que el de potenciación humana. 
Entre las conclusiones de la conferencia de Cuellar, dice que el líder es aquel que anda buscando dentro de cada persona la motivación, por lo que debe buscar cuál es el motivo que lo pone en acción.
Conciencia de riqueza
Cada vez es más contundente en el mundo que el pensamiento crea realidad, por lo que si hablamos de pobreza, por ende se creará más pobreza.
Por lo que para romper con esas creencias limitantes de que la prosperidad y la abundancia son para unos cuantos privilegiados, no para cada persona que habita en el planeta tierra, hay que comenzar por abrir nuestra conciencia a que mi mundo interior, crea mi mundo exterior.
En la mayoría de situaciones, por ejemplo cuando  alguien está en graves problemas, empieza a mirar quien tuvo la culpa.  Se le olvida que la situación viene de adentro de su ser, sostienen los especialistas.
En opinión de los expertos, hay que cuidar el fruto interior, por lo que cada persona debe mirar su interior, para saber dónde está la raíz del hecho o circunstancia que se haya presentado. 
Por lo que para mejorar los frutos,  se deben cuidar el suelo y las raíces.  El poder de cambiar el mundo está bajo nuestro control. Llegó la hora de abrir nuestra mente hacia la conciencia de riqueza.
Y creer que para cada individuo hay un universo de infinitas posibilidades. ¿Se ha dado cuenta de cuántos millones de hojas tiene un árbol? O de ¿cuántos miles de millones de estrellas hay en el firmamento?
“Dichoso el hombre que se deleita en la ley del señor, pues de todo cuanto hace prospera”, dice la Biblia, por lo que para entrar en la senda de la prosperidad y conectarnos con el dinero, hay que empezar por confiar en la divinidad, Dios, Universo, o ser supremo, como quieran llamarlo. Pero es bueno volver a recordar también, que nosotros tenemos la divinidad en nuestro interior, y que es allí donde encontraremos todo, no afuera. El gran reto entonces, es volver a sacarle brillo a ese Dios que ya somos adentro…empoderarnos y volver a creer en nosotros mismos…
“En el mundo de la riqueza van y vienen los tropezones, pero quien tiene conciencia sabrá que volverá a surgir”, comenta Lilia Beatriz Sánchez, especialista en asuntos económicos.      

No hay comentarios:

Publicar un comentario