domingo, 20 de junio de 2010

Los Hijos y su formación financiera

Hace varios días, encontré este artículo sobre la formación financiera de nuestros hijos. Este es un tema de gran relevancia en su desarrollo y por tal motivo no quiero dejarlo pasar sin compartirlo con ustedes. Disfrútenlo.

Enséñele a su hijo a tomar decisiones financieras

Parte de la charla que los padres deben tener con sus hijos, debe centrarse en “como manejar el dinero”. Los jóvenes crecen y al momento de independizarse muchas veces se encuentran con que el mundo va a otra velocidad...un trauma tan normal como evitable.


Los conceptos de administración y de ahorro, son partes fundamentales de toda educación: ¿Cómo enseñarles a manejarse con el dinero?

Un primer paso es aconsejarlos de manera de que ellos aprendan a relacionarse con sus necesidades y a razonar sobre cómo ser independientes:

- “¿Cuánto necesito ahorrar para llegar a comprarme un auto el día de mañana?”
-“¿Cómo hago para conseguirlo?”

Para saber qué hacer, es necesario primero, saber que “No Hacer”. Otorgarle una pequeña mensualidad a cambio de algún trabajo pequeño (cortar el pasto, pintar un ambiente u alguna otra tarea necesaria), puede ser una gran medida para explicarle que con esas ganancias, tiene la oportunidad de llegar a obtener algunas cosas, y no otras...

Si el adolescente le pide dinero constantemente, averigüe porque lo hace, y aconséjelo para que aproveche lo que tiene y viva de acuerdo a sus posibilidades, que no gaste más de lo que tiene.

Incentive sus ahorros con pequeños intereses mensuales y concientícelo acerca de la importancia de su futuro como estudiante (sería muy importante que ahorre para sus estudios desde muy joven).

No esconda los gastos de la casa. Involúcrelos en el pago de las cuentas. Que vayan a los bancos a pagar las boletas de servicios (luz, gas, teléfono, agua, etc), de esa manera aprenderán las nociones básicas de cómo comenzar a mantener un hogar.

Enséñele a planificar un orden administrativo (ordenar y archivar las cuentas), y aliéntelos a tomar algún tipo de trabajo de media jornada, a partir de los 16 años aproximadamente (de a cuerdo a la madurez que tenga), durante los períodos de vacaciones de verano o invierno.

Si su interés y capacidad para los negocios se destaca, ayúdelos a comenzar con la tarea de invertir junto a usted. Fabrique un fondo común formado por capital de ambos y hagan pequeñas reuniones de decisión, discutiendo sobre las ventajas y desventajas de dedicarse a tal o cual producto. Explíquele cuales son las mejores opciones y porque.

Este tipo de actividades son fundamentales en el futuro independiente de los adolescentes. Será el inicio del camino, en donde su hijo deberá aprender a tomar responsabilidades a través de sus decisiones. Y, como se sabe, nadie nace sabiendo...

Fuente: www.enplenitud.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario