lunes, 21 de junio de 2010

Porque educación financiera?

Porque necesitamos conocer qué hacemos con el dinero obtenido por nuestro trabajo; porque es imperativo saber en qué gastamos, cuánto tenemos, cuánto debemos y a quiénes; porque es de prudentes ahorrar para prevenir; porque debemos estar preparados para cubrir eventualidades, porque debemos ahorrar para el futuro; porque la base de la libertad financiera es la capitalización producto del ahorro; porque debemos saber qué, cuándo y dónde comprar; porque debemos darle a nuestro dinero el valor que realmente tiene; porque requerimos controlar los centavos, pues los millones se cuidan solos; porque la independencia financiera se construye paso a paso; porque el conocimiento financiero es fundamental para la prosperidad económica, independientemente de la profesión que se escoja o el negocio que se emprenda.






En términos generales se da importancia académica en los colegios y universidades a temas de interés pero que no tienen mucho que ver en nuestras vidas pero, lamentablemente, se habla muy poco de la administración proactiva del dinero.

Es irónico que en una era como la nuestra donde el avance tecnológico ha logrado insuperables niveles de desarrollo, donde las comodidades físicas y las alternativas de confort son infinitas, existan millones de personas que viven en permanente depresión, con nervios alterados y con profundo pesimismo, mucho de esto ocasionado por las deudas.

Uno de los factores que más incide en el estilo de vida frenético de hoy es el desfase entre ingresos y egresos de dinero: tendemos a gastar más de lo que ganamos, y de ahí vienen los problemas...

Honestamente no nos gusta hablar sobre manejo financiero pues asumimos que lo sabemos, pero la verdad es exactamente lo contrario, y es que no necesitamos ganar miles y miles para llevar una vida plena, es cuestión de saber administrar, pues con entrenamiento financiero podremos evitar colapsos en nuestra economía personal, familiar o empresarial.

La educación financiera requiere de habilidades simples: sumar, restar, multiplicar y dividir, pero su aplicación puede hacer la diferencia entre la esclavitud financiera o la seguridad económica.

La prosperidad comienza cuando nuestras finanzas personales están bajo control.

Fuente: www.carlosjurado.org

No hay comentarios:

Publicar un comentario