miércoles, 23 de junio de 2010

¿Qué son las Finanzas Personales?

Son los conocimientos esenciales que se adquieren para la correcta administración de nuestros recursos económicos en general.

Si no has tenido control sobre tus finanzas te propongo lo siguiente:


• Prepara un flujo de caja o presupuesto de efectivo.
• Cuando lo instrumentes verás de forma inmediata en qué gastas el dinero que ganas.
• Con el flujo de caja podrás destinar paulatinamente dinero para pagar deudas y ahorrar en el tiempo.
• La revisión constante de las partidas de ingresos y egresos te permitirán, casi automáticamente, decidir en qué gastas tu dinero.





¿Qué es el flujo de caja o presupuesto de efectivo?

Es la herramienta más versátil de la técnica financiera, te permite saber de modo preciso hasta dónde gastar, cómo ahorrar, qué pagar primero, cómo proyectarte para la jubilación, vacaciones, estudios, etc.

En el flujo de caja sólo intervienen las partidas de efectivo cuando se realizan, en otras palabras, no se incluyen cuentas como depreciación, patrimonio, activos, etc., únicamente interviene el efectivo.

Se puede analizar rápidamente el componente de los ingresos y de los egresos en el supuesto que sean quincenales, personalmente recomiendo hacer un flujo mensual dividido en semanas si no se dispone de experiencia previa debido al control permanente que hay que poner en los gastos; cuando se tienen cuentas por cobrar o pagar deberán registrárselas en el mes que se espera pagar o cobrar.

La clave de todo presupuesto de efectivo es el Saldo Acumulado que es el resultado último de la gestión de la semana, quincena o mes, este rubro permite proyectar ahorros o gastos futuros y es la base de toda la planeación financiera personal y empresarial.

Registrando las partidas de ingresos y egresos podremos identificar las debilidades y fortalezas de nuestras finanzas personales.

Consecuencias de la administración prudente del efectivo.

• Finanzas bajo control.
• Ahorro.
• Cumplimiento de metas.
• Cobertura de imprevistos.
• Permanentes oportunidades de negocios.
• Tranquilidad personal.
• Vivir por debajo de las capacidades.
• Excepcional calidad de vida.

Consecuencias de la administración imprudente del efectivo.

• Finanzas descontroladas.
• Deudas por ahorros.
• Incumplimiento de metas.
• Desprotegidos ante imprevistos.
• Mínimas oportunidades de negocios.
• Ansiedad y afán.
• Vivir por sobre las capacidades.
• Mala calidad de vida.

Al manejar tu efectivo deberás tener presente que:

• Los egresos son ciertos pero los ingresos no, aunque tengas un trabajo estable.
• Aunque no te guste tu trabajo cuida tu fuente de ingresos.
• Si deseas experimentar qué es ser empresario presupuesta una cantidad que puedas arriesgar y perder y aún así seguir viviendo.
• Cuida en qué gastas.
• La tarjeta de crédito es un medio de pago, no una extensión de tus ingresos.
• Invierte tus ahorros en instituciones confiables y autorizadas.
• Antes de comprar algo pregúntate si realmente lo necesitas.
• Compara todo.
• No te contentes con pagar el mínimo sólo de la tarjeta de crédito, acostúmbrate a pagar todo lo que consumiste en el período precedente.
• El interés compuesto trabaja tanto para ti como para tus acreedores.
• La emoción del impulso pasa rápido, las consecuencias duran años.
• Si gastas más de lo que ganas estás endeudado; si gastas menos de lo que ganas, ahorras; si gastas igual a lo que ganas estás tablas (o en punto de equilibrio).
• Los ingresos fijos deben cubrir egresos fijos, los ingresos variables deben cubrir egresos variables.
• Ingresos fijos son los que obtienes a manera de sueldos y salarios, alquileres que cobras; los variables a modo de comisiones, bonos, premios,intereses, etc.
• Los egresos fijos son aquellos que necesitas pagar para vivir como arriendos o alquileres, consumo de luz eléctrica, agua, colegio de los hijos o tu universidad, préstamos en cuotas fijas, etc.; los variables son aquellos que se presentan de manera eventual como salidas a comer, compromisos sociales, vestimenta, etc.
• Pagar al contado siempre es más barato pues todos necesitan efectivo, así, tu dinero vale más de lo que piensas.

Además, te sugiero:

• Visualízate cómo estarás económicamente en dos o tres años, y trabaja en ello.
• Si estás haciendo algo que no te gusta pero que te da ingresos, resiste un poco y paralelamente busca lo que te satisfaga.
Emprende mientras trabajas y ganas.
• Realiza un presupuesto de efectivo y sométete a él.
• Si tienes deudas págalas a tiempo, son una credencial de debes mantener intachable.
• Establece un fondo para eventualidades.
• Contrata un seguro de vida (si eres casado o dependen de ti como proveedor).
• Contrata un seguro médico.
• Ahorra para tu jubilación.
• Ahorra para tus vacaciones.
• Ahorra para tu casa.
• Ahorra para tu carro.

Fuente: www.carlosjurado.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario