miércoles, 28 de julio de 2010

Dificultades entre la pareja. Cómo afrontarlas?

Cómo crear climas adecuados para la discusión de problemas
Elige un momento adecuado para discutir sobre el problema. Queda expresamente con tu pareja si es necesario. Evita momentos en los que alguno de los dos esté fatigado u ocupado.
Trata de ser claro y específico en tus demandas.
Tómate el tiempo necesario previamente para reflexionar sobre lo que estás disgustado y trata de pensar en acciones, sentimientos y actitudes concretas.



Escucha a tu pareja atenta y respetuosamente. Respeta el tiempo que necesite para expresar su punto de vista sin interrumpirle, aceptando los sentimientos del otro sin juzgarlos previamente. Asimismo exige que se te escuche y respete.
Habla sobre un tema cada vez. Es conveniente que previamente consideres cuál es el tema que más te preocupa y trátalo sin mezclarlo con otros asuntos.
Demanda cambios a tu pareja que sean realistas. Para ello pregúntate sobre qué es lo que realmente quieres de tu pareja y entonces piensa si esa demanda es realista desde su punto de vista.
Trata de conseguir una solución consensuada que satisfaga a ambos. Evita en todo momento que haya ganadores y vencidos.
Ten presente la posibilidad de aceptar una resolución incompleta del conflicto. A veces, resolver completamente un problema no es posible.
Después de discutir el tema conflictivo, expresa a tu pareja tu satisfacción por haberte escuchado y participado en la discusión.
Cómo afrontar las dificultades para comunicarse
Habla abiertamente de tus necesidades con tu pareja, no esperes necesariamente a que él/ella te pregunte. Pensar que si realmente te quiere debería saber lo que necesitas es una fantasía, las personas por lo general no solemos ser “adivinos”.
A veces puede que haya problemas o simples malentendidos con los demás, que se hayan dejado sin resolver y que puedan estar entorpeciendo una buena comunicación entre la pareja. Trata de buscar el momento adecuado para tratar abiertamente esos posibles problemas. El silencio o el mero paso del tiempo no hacen más que empeorar las cosas.
Cómo hablar sobre temas sexuales con tu pareja
En primer lugar conviene que uno sea consciente de sus propios sentimientos: qué se siente con respecto a la pareja, qué grado de comodidad se siente en su presencia, qué nivel de acercamiento sexual queremos tener... Confía en tus sentimientos más profundos.
Conviene comunicar a la pareja qué es lo que uno realmente quiere en el terreno sexual. Puede ser una buena estrategia el expresar qué es lo que nos hace disfrutar y qué es lo que no nos hace sentir bien.
Puede que tengas que defender tus límites: no te cortes, estás hablando de tus propios sentimientos y de tu cuerpo y tienes el derecho a que se te respete. Si quieres decir “No”, entonces di sencillamente “No” y evita decir mensajes poco claros.
Cómo afrontar la ruptura de una relación
Permite que afloren en ti sentimientos de tristeza, rabia, miedo y dolor tras la ruptura. Negar estos sentimientos o mantenerlos dentro de ti tan solo hará que se prolonguen e incluso que se magnifiquen.
Trata de darte cuenta de que la esperanza de volver, la autoinculpación y el tratar de negociar con el otro, pueden estar funcionando como defensas contra la sensación de pérdida de control y la imposibilidad de retener a nuestra pareja. En realidad hay rupturas que no podemos evitar, ya que no poseemos un control total sobre la otra persona.
Date tu tiempo para recuperarte de la ruptura, pero no te encierres durante ese tiempo: cuídate a ti mismo, pide ayuda a los demás, y permítete experimentar nuevas experiencias y amistades.
Habla de ello con alguien. Esto a menudo puede darte otra perspectiva del momento. Si sientes que estás atrapado en un modo de ver las cosas y no te ves capaz de cambiarlo, hablar con un profesional puede que te ayude a encontrar alternativas.
Que tengas un maravilloso día.

1 comentario:

  1. No siempre es fácil. En ocasiones es imposible dialogar con la pareja.

    ResponderEliminar