martes, 31 de agosto de 2010

El porqué nos endeudamos

“Endeudarse como una forma de anticipar los sueños y los deseos de consumo son las causas principales de los problemas financieros de medio mundo. El negocio del crédito al consumo es uno de los grandes negocios de nuestro tiempo y una de las principales causas de la esclavitud financiera de la gente. Pero ¿Qué cosas hacen que usted, un ciudadano tranquilo, termine endeudado y con el futuro comprometido por cuenta de las deudas? Esta lista le puede dar algunas pistas.
1. La costumbre de “pagar en cómodas cuotas”. Muchos bancos emisores de tarjetas de crédito en vista de que la crisis económica mundial ha causado estragos con la clase media están usando la estrategia de ofrecer la posibilidad de comprar hasta por 60 cuotas.



El principal problema con esto es que la gente se le presenta esto como una ventaja y termina comprando sin pensar en los todos los cargos e intereses ocultos.
Muchas personas terminan comprando cosas que muy bien pudieran haber esperado para adquirir de contado.
Como es el caso de adquirir un electrodoméstico cuando se tiene otro en la casa. Lo que usted debe conocer antes de meterse en ese tipo de aventura es el Costo Efectivo Total del Financiamiento y compararlo con la compra del mismo bien de contado.
Le garantizo que se le van a quitar las ganas de comprarlo así.
2. El crédito rotativo. En general, muchas de las personas que usan las tarjetas de crédito optan por pagar la cuota minima mensual.
Las personas en su mayoría usan las tarjetas de crédito como complemento del sueldo y cuando no paga lo que debe, le banco le refinancia la deuda pero a una tasa de interés en muchos casos absurda.
Mes a mes la deuda aumenta y al final usted terminará súper endeudado y sus finanzas personales seriamente dañadas.
Un consejo simple: use la tarjeta de crédito cuando tenga la seguridad de que va a pagar toda la cuenta al final del mes. En muchos países los intereses del crédito rotativo pueden llegar a un promedio del 238% anual.
Si usted desea comprar un producto financiado hable con la misma tienda, es probable que estos acepten que usted pague por cuotas el producto que desea mes a mes.
3. Falta de planificación financiera. Ahorrar es algo que muchos no solo les cuesta sino que no saben el real significado de la palabra. Hay gente que se gasta todo lo que recibe y lo que es peor se gastan hasta lo que no tienen.
Lo que motiva este tipo de comportamiento es la falta de planificación. Las personas debemos actuar como las empresas, para poder tener alguna utilidad debemos controlar el flujo de caja, saber cuanto entra y cuanto sale.
¿Cómo hacerlo? Desde usar un cuadernito a potentes programas, esto es lo de menos, lo interesante es que usted aprenda como controlar sus expensas para que no llegue a esa situación.
4. Situaciones inesperadas y fuera de control. La vida está llena de sobresaltos y descontrol. Despidos, divorcios, muerte de un ser querido, una enfermedad, un accidente.
La mayoría de las veces esto termina afectando nuestras finanzas personales. Sea cual sea la nueva situación que le toque afrontar usted es importante que haga los ajustes necesarios para encarar la nueva realidad.
Si usted trata de mantener el mismo patrón de consumo, como si nada estuviera sucediendo, es muy probable que usted termine tragado por una espiral de deudas.
Para evitar que tales eventos le arruinen es importante que usted tenga un colchón para hacerle frente a los imprevistos. ¿De que tamaño debe ser ese colchón? Depende de su estilo de vida y sus expectativas.
5. Buscar reconocimiento social a través del consumo. Esta es una de las causas por las cuales se endeudan miles de personas, especialmente la gente joven.
La respuesta por el irrefrenable deseo de comprar pasa por la necesidad de ser aceptado socialmente. Por algo los maestros del marketing apelan a este tipo de necesidad para hacernos gastar lo que tenemos y no tenemos.
Es muy difícil huir de este tipo de comportamiento. Entre necesidad y ganas, vale recurrir a la razón para evaluar si un celular de última generación, un jean de marca o un automóvil último modelo son indispensables o son simplemente un alarde de un poder de compra que no necesariamente se corresponde con su cuenta bancaria.
El marketing publicitario le hace sonar con cosas que no imaginaba y el crédito fácil le hace comprar con dinero que usted no tiene.”
Fuente: www.todoparaemprender.com.ar

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada