jueves, 19 de agosto de 2010

Sube un peldaño, paso a paso.

Por: Fernando Saudades


En ocasiones nos trazamos los sueños ignorando que para llegar a ellos hay que ir peldaño a peldaño. 
Queremos dar un gran salto y llegar a la cima de la montaña, sin embargo la vida quiere que aprendas a disfrutar del camino, del sendero. Para dar grandes saltos se ocupa de piernas fuertes, y las piernas se fortalecen cuando van cuesta arriba, avanzando en su trayecto de ascender. Sólo cuando le tomamos a la vida su propuesta de aprender, crecer y fortalecernos, conseguimos ese músculo capaz de dar después grandes saltos, y aun así, nos tocará toparnos con montañas más grandes que nos demanden más camino cuesta arriba, pero con la fortaleza adquirida daremos un salto que nos ahorre el trayecto y cada vez hará que el trabajo sea más llevadero.


Hoy proponte subir un peldaño, no estar en la punta de la escalera o la cima de la montaña, primero nos trazamos metas a corto alcance, que nos resulten más palpables para motivarnos en medida que las vamos logrando. Es sano tener la mirada fija en la meta final, pero no te frustres si aun no la consigues, si esto pasa es porque no estás disfrutando tus triunfos más humildes antes de llegar a tu sueño, tu destino.


Recuerda que nos medimos primero con serpientes antes de ir con los dragones, primero subimos un peldaño, después con el tiempo arribamos al cielo….


un abrazo

No hay comentarios:

Publicar un comentario