jueves, 11 de noviembre de 2010

AHORRO: Aprenda a Comprar – Minicurso grtuito

Hola a todos. He estado ampliando la información que quiero compartir con ustedes sobre las finanzas personales y encontré este importante material sobre aprender a comprar. El curso lo bajé de GCFaprendagratis.org

1. Comparación de Precios

Ya se trate de alquilar un nuevo departamento, comprar otro televisor o jabón en polvo para la ropa, si desea realizar la mejor operación compare los precios de las distintas tiendas. Es decir compare el precio de diversos productos o servicios.

En la mayoría de los casos, encontrará una alternativa menos costosa para casi todo. Pero, cuidado, más barato no siempre significa "mejor". A modo de ejemplo, digamos que pagar US$ 20 por un par de zapatos que durarán seis meses no representa una buena compra si los que cuestan US$ 35 durarán dos años.

Si piensa en comprar un electrodoméstico importante, recuerde que en el costo de un artefacto del hogar deben considerarse tres componentes: el precio de compra, el costo de reparación y mantenimiento y los gastos de funcionamiento. Por lo tanto, comprar un refrigerador más caro, pero que consuma menos energía, puede ahorrarle dinero ya que gastará menos en electricidad.
Si bien es imposible obtener el mejor precio en todas sus operaciones, buscar un precio más conveniente a menudo justifica el tiempo y el esfuerzo invertidos.

2. Sugerencias para hacer la mejor compra

Entonces, ¿cómo se hace para encontrar la mejor oferta? Siga estas sugerencias:

Utilice los cupones inteligentemente. No compre un artículo sólo porque tiene un cupón o porque está en oferta. Cómprelo únicamente si lo necesita.

Tenga en cuenta dónde está la oferta. Por ejemplo: ¿cruzará la ciudad para comprar un artículo rebajado cuando gasta US$ 3 en el viaje? O bien, ¿debería adquirirlo a su precio normal en la tienda de la esquina?

Considere la posibilidad de comprar en cantidad. En general, cuanto más de un producto haya en un envase, mejor será el precio por unidad. OJO – Hay casos particulares que demuestran lo contrario, especialmente en los supermercados.

Evite comprar comida lista para consumir. Muchas veces se hace difícil no hacerlo, especialmente si dispone de poco tiempo, pero recuerde que debe pagar por esa "comodidad".

Los productos genéricos o con etiquetas no tan atractivas son generalmente más económicos que los productos de primera marca. Sin embargo, trate de asegurarse de que la calidad sea igual o similar. Si no le gusta el producto, probablemente el ahorro no vale la pena.

Si están en oferta, contemple la posibilidad de comprar muchos artículos que utilice con frecuencia y pueda almacenar con facilidad.

3. Búsqueda de la mejor oferta

Si tiene pensado comprar un electrodoméstico importante o un aparato electrónico, infórmese.

Visite diferentes tiendas y consulte precios.

Busque en los catálogos.

Llame por teléfono y pregunte precios.

Visite sitios de prestigio en la Internet.

Cuando se trate de servicios, utilice técnicas similares. Solicite y busque información de varias empresas, y considere distintas opciones, características, precios y demás elementos a tener en cuenta. Una vez que se haya informado y que haya encontrado un buen producto o servicio al alcance de su presupuesto, que desee o necesite comprar, contemple la posibilidad de adquirirlo.

4. Precio por unidad

Como se mencionó anteriormente en esta lección, la comparación de costo de un producto por precio unitario es uno de los métodos para realizar la mejor compra.

Si desea saber el precio por unidad, divida el precio de venta por la cantidad de unidades. Una unidad puede ser una onza (28,35 g), una libra (454 g), un cuarto de galón (0,94 l), un litro, etc., o bien la cantidad de artículos dentro de un envase.

A modo de ejemplo, digamos que si un frasco de shampoo de 12 onzas (0,354 litros) cuesta US$ 2,95 y uno de 15 onzas (0,443 litros) cuesta US$ 3,50, ¿cuál conviene más?

Si divide 2,95 por 12, vemos que el shampoo cuesta US$ 0,246 por onza.

Si divide 3,50 por 15, vemos que el shampoo cuesta US$ 0,233 por onza.

Por lo tanto, el frasco de 15 onzas es el más conveniente. La mejor opción es comprar el envase más grande cuando usted utiliza el producto frecuentemente y no se trata de un artículo perecedero. No compre un envase grande si no lo puede consumir o utilizar antes de que su calidad se deteriore.

Algunas tiendas colocan el precio por unidad en el rótulo del estante exhibidor.

¡Pruébelo!

¿Cual es la mejor compra? Calcule el precio por unidad y determine qué producto es el que más le conviene.

Dos paquetes de papel para impresora a US$ 4,68

Tres paquetes de papel para impresora a US$ 6,10

Si calculó y comprobó que los tres paquetes de papel son una mejor compra a un precio por unidad de US$ 2,03, está en lo correcto. (Los dos paquetes cuestan US$ 2,34 por unidad.)

5. Cupones, tarjetas de descuento, ofertas y reembolsos

Hay muchas medidas que puede tomar para ahorrar dinero en sus compras. He aquí algunas de las maneras más comunes de ahorrar:

Cupones

Los cupones se pueden utilizar para obtener rebajas en el costo de los productos. En la mayoría de los casos, estos se obtienen en los periódicos o revistas, llegan por correo, se encuentran en el interior o adheridos a los envases, y también en línea. Organice sus cupones por categoría. Para beneficiarse con grandes descuentos, busque las tiendas que ofrecen días en los que se duplica el descuento del cupón.

Esto significa que le descontarán el doble o el triple del valor del cupón.

Tarjetas de descuento

Algunos supermercados y farmacias ofrecen tarjetas de descuento a sus clientes. Éstas son similares a los cupones -un porcentaje o monto se deduce del producto. En la caja registradora un escáner explora la tarjeta y se descuenta un monto específico. Normalmente, no debe pagar para obtener una de estas tarjetas.

Ofertas

Por supuesto, las ofertas son otra forma de ahorrar dinero. Una tienda puede ofrecer rebajas del 10, 15, 20 por ciento, o más. Los artículos que están de liquidación final generalmente tienen descuentos muy importantes. Sin embargo, reprima su impulso de comprar algo sólo porque está en oferta.

Reembolsos

Por último, algunos comercios o empresas ofrecen reembolsos sobre los productos que usted compra. Esto significa que usted puede conseguir que le restituyan cierta cantidad de dinero. En la mayoría de los casos necesitará un recibo, un código de barras UPC del producto y un formulario de reembolso.

Tenga en cuenta que ahorrar un poco cada vez que realiza una compra puede terminar siendo significativo. A modo de ejemplo, digamos que si por optar por las ofertas más convenientes consigue ahorrar un promedio de US$ 60 mensuales, a fin de año alcanzará los US$ 720, que podrá utilizar para otras cosas.

6. Sistema de artículos en reserva (Plan Separe)

Si no posee mucho dinero para gastar de una vez, considere comprar artículos con el sistema de reserva. Algunos comercios ofrecen esta opción que le permite realizar pagos a cuenta de lo que desea comprar hasta cancelar la deuda. Normalmente se trata de un servicio gratuito.

Así funciona un contrato típico de compra de artículos en reserva:

Se le solicita efectuar un pago inicial -entre el 20 y 30 por ciento- y luego abonar el resto, o saldo, en cuotas semanales.

Generalmente se fija un período de reserva sobre la base del monto de la compra.

Los pagos se deben realizar regularmente y en el plazo convenido.

Si los pagos no se completan como fueron acordados, el artículo vuelve a estar disponible para la venta. Normalmente se devuelven los montos pagados. Sin embargo, algunas tiendas pueden cobrar un cierto porcentaje en concepto de "gastos por movimiento de inventario".

Conozca todos los términos y condiciones particulares de su acuerdo de compra de artículos en reserva. Por ejemplo, probablemente usted no pueda comprar con este sistema artículos que estén en oferta, o bien no se le permita devolverlos o cambiarlos.

7. Sugerencias para convertirse en un comprador inteligente por catálogo o en línea

Si está interesado en comprar por catálogo o en línea, infórmese. He aquí algunas sugerencias a considerar:

Cuando compre en la Internet, asegúrese de que esté comprando en un sitio protegido. Cuando esté listo para decidir la compra en un sitio protegido, debe advertir que la parte http: de la dirección Web se transforma en https:. Esto protege la información confidencial, como lo es su número de tarjeta de crédito. Cuando se efectúa una transacción de esta clase, la información se cifra y sólo el vendedor del sitio Web la puede descifrar.

Busque las normas que rigen la confidencialidad del sitio para saber si su información personal será compartida, y de ser así, cómo se compartirá.

Si compra un artículo en un sitio de la Internet, como eBay, fíjese en la calificación del vendedor. Esta información proporcionada por otros clientes le brindará datos sobre la calidad y confiabilidad del vendedor.

Asegúrese de que el sitio o el distribuidor del catálogo sea de renombre. Los vendedores más importantes ahora poseen catálogos y/o sitios de compra en línea.

Cuando observe mercadería en línea, tenga en cuenta que puede aumentar el tamaño de la imagen para verla mejor.

Asegúrese de verificar las políticas de devolución y garantía que ofrece un vendedor en línea o por catálogo. Fíjese dónde se encuentra el número de contacto telefónico sin cargo, en caso de que se presente algún problema.

Guarde el recibo y los envases de los artículos que se reciben por correo -para el caso de que deba devolverlos.

Recuerde que la conveniencia de no tener que viajar hasta un comercio para comprar también es ahorro. Averigüe cuáles son los gastos de envío de los productos que compra en línea o por catálogo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario