lunes, 6 de diciembre de 2010

Superación Personal - Rescata Tus Propósitos



Por: María Eugenia Hassan

Los propósitos son una lista de intenciones donde se pretende borrar esa parte tuya que no te agrada. A veces haces tu lista, la cumples o la olvidas. Proponte nuevas metas que te sirva para mejorar tus relaciones contigo y con los demás en todas las actividades que desarrolles. Verás como con el paso del tiempo, se convertirán en motivo de inmensa satisfacción por el resultado. La felicidad es posible y depende de nuestra capacidad de percibir y valorar todo lo positivo que hay en nuestra vida. Somos felices a partir del momento en que nos sentimos a gusto con quienes somos, con las personas con las compartimos la vida, con las cosas que tenemos y con la tarea que realizamos cada día.

Hazte responsable de ti. Supera cualquier sentimiento de víctima que puedas tener, recuerda que solo somos víctimas de nosotros mismos, cuando le permitimos a otros que nos afecten con sus comentarios o actitudes. ¡Decide ser feliz! Y comienza por tener el valor para establecer límites. Pregúntate: hasta dónde y hasta cuándo. Deja de quejarte y lamentarte… Piensa que eres perfectamente capaz de crear la vida que quieres. ¡Deja de esperar y comienza a actuar!

Vive el presente. La mejor manera de tener una vida plena es viviendo momento a momento. Deja de sufrir por el aspecto negativo de tu pasado y evita preocuparte por la incertidumbre del futuro, vive en presente con el compromiso de realizar tu mejor esfuerzo dirigido a construir un futuro maravilloso.

Ten una actitud positiva. Desarrolla el hábito de buscar siempre lo positivo dentro de cada situación, aun cuando te parezca negativa inicialmente. La habilidad de ver las situaciones, personas o recuerdos desde una perspectiva más positiva nos permite salir del pesimismo y de la pasividad con la que asumimos la vida.

Vive momentos de calidad. Los acontecimientos especiales siempre se presentan a su debido tiempo, cuando el corazón está dispuesto y el momento y las condiciones son propicios para el evento. ¡No permitas que las obligaciones y el exceso de preocupaciones te impida disfrutar de pequeños momentos de calidad.

Sueña en grande. Los sueños que atesoramos nos dan la motivación y el impulso necesarios para vivir a plenitud. Cuando tienes un propósito, tus días adquieren un sentido renovado, recuperas la pasión y el encanto por la vida. Persevera en tu compromiso de hacer cuanto sea necesario para cumplir tus sueños, concentra tu atención en cada paso que das y aprende a disfrutar del proceso que te llevara a realizarlos.

Tener propósito en la vida marca la diferencia entre vivir plenamente, y simplemente existir. Las personas de éxito triunfan a propósito; su éxito es el resultado de un plan preconcebido y puesto en marcha. Tu plan de acción es el mapa de la ruta que te conducirá al logro de tus metas, sueños y aspiraciones. Imagínate lograr tu verdadero propósito, desarrollar tu plan de éxito hacia un desempeño lleno de plenitud y pasión. Todos queremos ser exitosos, pero a veces no tenemos claro el camino a seguir para alcanzar el éxito.

No hay comentarios:

Publicar un comentario