viernes, 27 de mayo de 2011

Superación Personal - Que tire la primera piedra

Por: Felipe Arteaga


Recuerdo la historia, al menos la que nos dieron a conocer a muchos, sobre María Magdalena cuando estaba siendo apedreada y Jesús llegó a salvarla. Recuerdan sus palabras? Quien esté libre de pecado, que tire la primera piedra. 

Ahora pregunto yo: Quien en su vida no ha cometido errores?  Respondo: Quien esté libre de pecado que lance la primera piedra.

Desde que nacimos aprendemos a superar los obstáculos, pero para hacerlo caemos, nos levantamos y lo intentamos nuevamente.  Ese es el mejor ejemplo que puedo darles sobre la Superación Personal. Aprender a caminar. Cuántas veces caímos?

A lo largo de nuestras vidas hemos cometido muchísimos errores, algunos más graves que otros. Pero bien dijo  Winston Churchill: “ Todos los hombres cometen errores, pero solo los sabios aprenden de ellos".  Es ahí donde radica una importante clave de la Superación Personal: Aprender de nuestros errores y de los errores de  los demás. 

Vamos a poner ejemplos claros.  Hace unos días mi hijo sacó unas malas notas en el colegio, por supuesto, perdió varios de sus privilegios, entre ellos el futbol que tanto le gusta.  Al ver que se estaba perdiendo de su práctica favorita, se empeño en mejorar sus resultados de estudio y logró superar varias de sus calificaciones.  Desde hace 15 días regresó a sus prácticas como recompensa a su esfuerzo y Superación.

Hoy día llevo casi ocho años laborando con una empresa de servicios tecnológicos en mi país. Anteriormente, cometí algunos errores a la hora de cuidar el empleo en las empresas donde laboraba y perdía constantemente las oportunidades.  Ningún empleo  me duraba más de tres años. Al ver que así no podría alcanzar mis sueños, me empeñe en aprender de esos errores para no volverlos a cometer y crecer así personal y laboralmente.  Voy por muy buen camino. Me empeñé en mi Superación Personal.  No les miento, tengo una fuerte influencia, mi hijo: Por él decidí ser fuerte, feliz y próspero. Por él mi vida empezó a tener sentido y es mi gran motivación. 

Hoy quiero invitarte a que mires dentro de ti, busca un fuerte motivador en tu vida, ponte metas que quieras alcanzar y empéñate en hacerlo. Recuerda, puedes empezar con metas pequeñas que te lleven paso a paso hacia un objetivo mayor.  De ti de pende tu Superación Personal, de nadie más.

Recuerda: Cada quien es tan feliz como decide serlo.

Que tengas un maravilloso día.

3 comentarios:

  1. Hola, Felipe:
    Tu artículo es un gran ejemplo de vida. A mi también me pasó que he caído anímicamente muchas veces y luego me levanté y superé el mal momento.
    Creo que ello nos vuelve más comprensivos hacia los errores y sufrimientos de los demás y también trato de aprender de mis equivocaciones; no es fácil pero lo veo mejor que antes. Además hay que saber pedir ayuda cuando la necesitamos.
    Felicitaciones por tu labor.

    Un saludo afectuoso de Iris

    ResponderEliminar
  2. ¡Excelente, Felipe! ¡Muy buena motivación a la reflexión! Apoyo tu mirada con respecto a que los errores son nuestra mayor fuente para la superación personal por eso, invito a que cada vez que cometamos uno, no lo veamos como tal sino como un espacio de aprendizaje. ¡Ejemplos muy cercanos a nuestra vida diaria, también lo que hace que no sean mucho más claros para la comprensión! ¡Felicitaciones!

    ResponderEliminar
  3. Hola Felipe, superarse es el privilegio de quien aprende de sus errores, si la motivacion es fuerte entonces es posible lograrlo, solo encontrar el punto de apoyo para "mover al mundo", exitos!

    ResponderEliminar