miércoles, 18 de abril de 2012

Superación Personal - Consecuencia del buen ser

Por: Felipe Arteaga

En la vida son muchos los que luchan por tener un auto lujoso, una casa inmensa, la ropa de moda, etc.  La verdad opino que ser ambicioso, en buenos términos, no tiene nada de malo. Por favor no me mal interpreten. Me refiero a soñar con cosas grandes. Soñar es el primer paso para  empezar a conseguir lo que anhelamos.

Pero creo que hay que remarcar con especial énfasis que conseguir lo que anhelamos, a cualquier precio, no proporciona el goce que se espera cuando se alcanza el éxito. Crea un vacío o un sin sabor que no se explicar.


En alguno de mis artículos comenté sobre la necesidad de tener un corazón limpio. Eso para mí es un pilar fundamental a la hora de comenzar cualquier proyecto, bien sea laboral, familiar,  de superación personal, etc.

Yo soy un convencido de las palabras que escuché de algún conferencista hace tiempo: El bien tener y el bien estar, son consecuencias del bien ser.

Para llegar a tener lo que anhelamos, podemos recorrer muchos caminos, algunos de ellos empedrados, que nos pueden  llevan a cometer actos que tarde o temprano nos cobrarán lo que hacemos mal. Pero cuando alcanzamos esos sueños por esos caminos quebradizos, el éxito que se obtenga, si es que se obtiene, es efímero, temporal, vacío.  Recuerden que lo que por agua viene, por agua se va. Es una realidad, una ley divina.  Lo que mal se concibe, se pierde o la vida te lo cobra de otra forma.

Para estar bien, no basta con tener cosas materiales que te permitan llevar una vida cómoda. Para disfrutar las bendiciones recibidas, debes estar a paz contigo mismo y con los demás.  Cuando me refiero a tener un corazón limpio, es aquí donde prima el hecho de hacerlo realidad. Mi concejo es simple en este caso: no le hagas daño a nadie. La vida te premiará. No pases por encima de nadie cuando subas, porque es posible que te lo encuentres nuevamente en la bajada.

Concluyo así entonces: Para ser exitoso y sentirte realmente bien, limpia tu corazón, recuerda que el bien tener y el bien estar son consecuencia del bien ser.

Que pases un maravilloso día.

6 comentarios:

  1. Excelente Publicación la que nos Compartes Félipe!
    Coincido en lo que comentas en este Artículo!

    Definitivamente teneos que tener el Corazón y la Mente Sana y actuar siempre con mucho Positivismo, Entusiasmo y Energía y sentirnos siempre bien con nosotros mismos, de esa forma haremos sentír también a las personas que nos rodean!

    Un Abrazo Grande Felipe!

    -Gabino S.

    ResponderEliminar
  2. Buen artículo, Felipe.
    Se puede conseguir todo lo que queremos si tenemos nustro sueño claro en la cabeza, pero más claro aún en el corazón.
    El actuar con generosidad, haciendo el bien sin mirar a quien, puede ser visto por algunos como un acto estúpido y nos pueden ver como un poco bobos, vaya.
    Personalmente creo que merece la pena obrar así, porque al final la vida se encarga de traernos ciento por uno todo lo que dimos.
    Un saludo y nuevamente felicidades por tu artículo.

    ResponderEliminar
  3. Hola, Felipe:

    Todo lo que nos dices es cierto; es más fuerte quien cae y se levante, que quien nunca ha caído.
    Cuando sembramos solidaridad y buenas acciones, la cosecha será mejor.
    La condición humana es muy compleja, pero no cambia tanto por el tiempo transcurrido.
    Felicitaciones por este escelente artículo.

    Con gran afecto, Iris

    ResponderEliminar
  4. Hola Felipe, me gusto mucho tu articulo y coincido plenamente, el éxito bien ganado tiene otro sabor, ademas, creo que todo vuelve en la vida, así que si queremos cosas buenas en ella, así tenemos que actuar y dar, para recibir lo mismo.
    Saludos.
    Andrea Torres.

    ResponderEliminar
  5. Muy buen Articulo Felipe hay que lograr nuestros objetivos de la manera correcta es la única forma en que podamos disfrutar de lo que logremos con nuestros trabajo, un corazón limpio es un arma grande en todo aspecto, que estés super bien, saludos.

    ResponderEliminar
  6. muy cierto no podemos nunca saborear el verdadero exito si no conocemos el sabor del fracaso el enfoque del ser humano deberia ser primero su felicidad interior sin depender de terceros y luego podra dar y ayudar a otros

    Bendiciones
    Francisco

    ResponderEliminar