sábado, 2 de noviembre de 2013

Superación Personal - El Regreso de los muertos vivientes

Por: Felipe Arteaga

Existen quienes no creen en milagros, y son muchos aquellos. Yo particularmente no soy uno de los que extiende mucho sus creencias en ellos.  Pero algo me ha sucedido estos últimos dias que me ha puesto a pensar mas detalladamente en eso.

Desde hace unos 3, casi 4 meses, a mi hermana se le presento una obstrucción intestinal que le trajo serios problemas y tuvimos que internarle en una institución de salud. Ya en el hospital, se presentaron eventos graves como lo fue una peritonits y una neumonía que le produjo un paro respiratorio.  Por este último los diagnósticos medicos no auguraban ninguna recuperación, por el contrario nos dijeron que ella de esa cama de cuidados intensivos no se paraba. Tanto asi, que una familiar mía le envio a mi padre por mensaje de texto el nume telefónico de la funeraria a la cual esta afiliada mi hermana para ocuparse de esos casos cuando ocurran. Nosotros lo único que le pediamos a dios era que la dejara descansar, bien sea por que la curara o que le invitara a estar a su lado.


La situación estaba tan crítica que a mi padre lo tuvimos que trasladar a otra clínica , de la cual a hoy tampoco le han dado de alta por un desorden en el metabolismo del azúcar y un estudio renal que quieren para descartar alguna falla de ese tipo.

Mi madre tampoco se salva de esta, pues el cansancio, el estres y la depresión , la tienen alterada en su temperamento y tranquilidad, lo que nos preocupa a su edad.

De otra parte, debido a estos problemas, sumado a otros que tengo con mi hijo, he estado muy alejado de mi compañera sentimental, ya que no me gusta trasladar esas energías a las personas que me rodean. Ella se disgusto por tal alejamiento.

En fin, nunca he sido predicador de problemas, pues considero que pensar en ellos atrae mas situaciones negativas o adversas. Lo que si quiero es compartir con ustedes el hecho que nadie esta exento de problemas, que a todos se nos presentan de alguna u otra manera, pero que si tenemos fe, podemos encontrarnos con el regreso de los muertos vivientes, como acaba de suceder con mi hermana. Hace 8.Dias la dabamos por muerta y ya hoy pudo ingerir algo de alimento, se para sola, ya camina unos pasos, habla con nosotros, la trasladaron de la unidad de cuidados intensivos a una habitación normal y se siente feliz.

Esta es simplemente una manera de decir que nada es eterno en esta vida, ni siquiera el sufrimiento, tengamos paciencia y mucha fe, que repito, este mal momento ya pasará.

Opino que dios nos pone siempre pruebas, aunque no siempre estemos de acuerdo con ellas, el tendrá su fin.

Que pasen un maravilloso dia.

1 comentario:

  1. Comparto tu artículo. Hoy la alegría está en nuestro hogar y la esperanza, que debe ser lo último que se pierda, aflora en nuestros corazones. Yo creo que nuestra Diana está para grandes cosas. Que así sea.

    ResponderEliminar